'Nos hicieron noche' de José Antonio Hernández, historias de catástrofes y familias

Un ciclón devastador, el de Dolores, en el verano de 1974 arrasó poblaciones de la Costa Chica de Oaxaca. La comunidad de Charco Redondo debió desplazarse y refundar su comunidad, San Marquitos, en un nuevo lugar.

 

Pero San Marquitos no está en los mapas: parecería que sigue siendo un territorio provisional, a más de 40 años de la catástrofe. Y sin embargo, el asentamiento ya cuenta con una historia, tan joven como ancestral. Una historia que inicia con un ciclón y antes de un ciclón. Los habitantes de San Marquitos, en su mayoría afrodescendientes, viven recuperando su memoria, en un territorio poblado de tonales, fiestas y pastoreo de borregos.

 

En el documental Nos hicieron noche, José Antonio Hernández hace la crónica de San Marquitos; los acompaña en sus ritos, su vida cotidiana y su encuentro con la modernidad. 

 

Lo más emotivo: la historia arranca con un ciclón y deriva en el retrato de una familia, los Salinas Tello, guías y protagonistas de un relato que engloba a toda una comunidad

 

¿Cómo te relacionas con la comunidad de San Marquitos y cómo decides que es un buen material para un documental?  

Yo tengo muchos años visitando el Parque Nacional de Lagunas de Chacahua, tengo ahí una pequeña cabañita, me gusta decir que es mi casa y por esto tengo tanta relación, cercanía e intimidad con esta región. San Marquitos es la entrada para llegar a la isla de Chacahua, he visitado la región desde años.

En 2012, a través de una convocatoria del Instituto Nacional de Antropología e Historia, estrenamos nuestro primer documental realizado en la Costa Chica, Vestigios del paraíso, y en una de estas funciones conocí a Fabián Salinas, uno de los protagonistas de la historia.

En 2016 me contacta Fabián, él estaba llevando cine itinerante a comunidades donde no existía el cine, y estaba haciendo su tesis sobre algunos cineastas de Oaxaca. Me platica que le había prometido a su mamá contar la historia de su comunidad y que esto idealmente tenía que suceder cuándo realizaran la mayordomía o la fiesta patronal de su pueblo. ENtonces me cuenta cómo se funda su comunidad, y a las dos semanas ya estábamos en San Marquitos con este primer acercamiento. Conozco a su familia y me enamoro de ellos, de su mamá doña Romualda y empezamos a trabajar. Así se da la relación con la comunidad, esto sucede en 2016. 

 

En Nos hicieron noche se ven dos historias específicas: la relación de la abuela Romualda con el nieto Adonis, un adolescente temerario y difícil de disciplinar, y la otra este collage donde investiga las historias del pueblo. ¿Como estructuraste el documental?

La intención principal de la película era contar el ciclón, ¿cómo se funda este pueblo a partir de una catástrofe natural? Pero cuando empiezo a intimar con la familia me doy cuenta que doña Romualda es una contadora de historias y hacemos mucha sinergia.

Cuando empiezo a ver su interés por compartir la tradición oral a esta nueva generación, que su nieto Adonis conserve las tradiciones y la identidad de los afromexicanos, de la región, de la Costa Chica Oaxaqueña, me doy cuenta de que no solamente es una historia de una catástrofe natural, es la historia de una familia contando parte de la identidad de su pueblo, a través de una catástrofe natural.

Nos empezamos a dar cuenta que la historia es a partir de la familia y de su cotidianidad: doña Romualda, su hijo Plácido, que pastorea los borregos y va como contando esta crónica a partir de generaciones más grandes, y este indomable Adonis, que tiene otros intereses, pero que de una u otra forma va accediendo. La catástrofe natural nos abre a la familia, su corazón, su historia y así empezamos a trabajar las relaciones entre ellas.

 

Fabián es tu cronista, quien que va moviendo la memoria de la comunidad, y quien te abre las puertas con los pobladores de San Marquitos. Aun con su ayuda pienso que es raro para los pobladores que se les aparezca una cámara, un boom, un grupo de desconocidos y les digan que van a grabarlos. ¿Cómo fue tu relación con ellos?

Sin Fabián no existiría la película. Sin su invitación, sin nuestro gusto compartido por el cine mexicano y la literatura, nada de esto hubiera sucedido.

Fabián es un personaje dentro y detrás de la cámara, de hecho fue gerente de producción y con él fuimos ideando todo hasta el final. Hay que reconocerlo: Fabián dirige muchísimo desde adentro de la película y sin esta figura, Nos hicieron noche no sería lo que terminó siendo en el corte final.

Nosotros en ningún momento pretendimos ser invisibles, no era nuestra intención hacer esta película como cinema verité, donde estás como no queriendo incidir; por el contrario detonamos muchísimas puestas en escena, circunstancias que no eran ajenas a su realidad.

La verdad es que la comunidad desde un inicio lo tomó así, los niños estaban fascinados acariciando el boom y viendo volar el dron, tenian toda la disposición de la colaboración. De los dos lados vamos escribiendo la historia y tiene que ver conque logramos adentrarnos lo más posible, estorbando pero no incomodado.

 

 

Entre los créditos miré que está involucrado Ambulante, ¿cómo fue esta colaboración?

Mientras yo estoy en el proceso del work in progress, y para entonces ya había sonsacado al productor a Fernando Delgado, aplicamos a esta beca que tenía Ambulante con la fundación WK Kellogg para proyectos qué tuvieran que ver con la negritud en México.

En este proceso de realización hubo acompañamiento de Ambulante en cuanto asesorías, la cercanía que tienen desde el día uno hasta el último de postproducción, te da cierto voto de confianza y una retroalimentación que no hubiéramos tenido sin esta beca. Siempre voy a estar agradecido con Ambulante, con María Ines y toda su estructura, nos fueron impulsando de manera empática y siempre en pos de no dejar a la comunidad de lado, involucrarla en el proceso.

 

 

Mencionas a Medhin y a Sandra Luz: ellas y tú están merodeando la zona y además el tema de la negritud. Me hace pensar si no existe una suerte de escuela o grupo que se está caracterizando por el gusto de hacer documentales en esta región, ¿como te sitúas acompañado de estos dos proyectos?

Es una necesidad rendir cuentas sobre la afrodescendencia en nuestro país, que se ha mantenido sumamente invisibilizada. Qué bueno que existan directoras como Medhin y Sandra Luz, que nos apasiona esta riqueza cultural, que sentimos que debe de ser vista, valorada y que nos identificamos con la región y sus habitantes.

Por eso también en sus películas se siente esta intimidad de las realizadoras, la atmósfera que genera Sandra Luz entre las velas y su protagonista, la necesidad de Medhin de levantar la voz para visibilizar la afrodescendencia, creo que es muy necesario y que aquí nos une a los tres la herramienta del cine, la posibilidad de tener una cámara y la comunidad que retrata a través del cine.

En lo personal tiene que ver con la intención de dignificar a través de la historia, contarla por el cariño que tenemos por la cultura de la región de la Costa Chica, que tiene una afrodescendencia fuerte y e invisibilizada.

 

¿En San Marquitos ya vieron la película?

Este acompañamiento de Ambulante nos permitió mostrar los primeros cortes, en una de las salas de la Cineteca pudimos invitar a familiares de nuestros protagonistas que viven en la Ciudad de México; era difícil traer más gente de San Marquitos, pero esa ha sido nuestra función más cercana. De ese día a lo que ahora es la película ha cambiado un montón.

Queremos llevar una infraestructura lo más cercana a lo que sería un cine: una buena pantalla, un buen proyector, un buen sistema de audio, porque en la comunidad no hay estas posibilidades. El cine más cercano está en Pinotepa Nacional, Puerto Escondido tiene cineclubs, pero no existe la infraestructura cómo nos gustaría para llevar la película.

De hecho doña Romualda me dijo que tiene que haber una misa de agradecimiento a San Marquitos y debe haber tamales, entonces queremos tener un gran día de celebración. De hecho, una cosa muy bonita y curiosa, es que me cuentan Fabián y Romualda que los vecinos de la comunidad les preguntan cuándo, cómo y dónde pueden ver la película, hoy el compromiso es con ellos y lo queremos hacer de la mejor manera, que realmente se sienta esta conectividad con la comunidad viendo su película.


 

Nos hicieron noche (México, 2021). Dirección: José ANtonio Hernández. Compañía productora: Tangram Films. Productor: Fernando Delgado. Guion: Antonio Hernández, Óscar Gerardo Pacheco Isaak. Fotografía: Alonso Marañón Vera. Edición: Ximena Pineda, Martha Uc, Fernando Delgado. Sonido: Luis “Chino” Ortega. Música: Luis “Chino” Ortega.